Lo último

¿Des-Globalización?

Republican U.S. presidential candidate Donald Trump delivers a foreign policy speech at the Mayflower Hotel in Washington, US April 27, 2016. REUTERS/Kevin Lamarque
Cuando buscamos el concepto de GLOBALIZACIÓN en el diccionario de la Real Academia Española nos encontramos con la siguiente información:

1. f. Acción de globalizar (‖ integrar cosas diversas). Haría falta una globalización de los datos parciales obtenidos.
3. f. Difusión mundial de modos, valores o tendencias que fomenta la uniformidad de gustos y costumbres.
4. f. Econ. Proceso por el que las economías y mercados, con el desarrollo de las tecnologías de la comunicación, adquieren una dimensión mundial, de modo que dependen cada vez más de los mercados externos y menos de la acción reguladora de los Gobiernos.

 

Con los acontecimientos de las últimas semanas, específicamente de la prohibición del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, del ingreso de personas con nacionalidad de los países de Irán, Iraq, Libia, Somalía, Sudan, Siria y Yemen, de mayoría musulmana; además del avance en la decisión de construir el muro en la frontera con México, cortar el financiamiento a las organizaciones que promueven el aborto y la no tan impactante a nivel mundial, pero sí una noticia que nos toca a nosotros de cerca, la prohibición de importar limones desde Argentina o incluso la medida de Bolivia de frenar la importación de uvas y vinos argentinos; nos encontramos ante la incertidumbre de qué es lo que está pasando a nivel mundial.

Tanto en Europa, Estados Unidos y sin irnos muy lejos, aquí en nuestro propio país, Argentina, estamos viendo un resurgimiento de las ideas de derecha, ligadas a un fuerte nacionalismo, culpable en el pasado, de numerosos conflictos y hechos que son totalmente repudiables. Este sentimiento de que el extranjero tiene la culpa de los males internos, expresado literalmente en xenofobia, puede generar situaciones desagradables si no se la controla a tiempo.

En principio, las sociedades de la mayoría de los países que conocemos del “mundo occidental” están compuestas por diversidad cultural y religiosa (entre otras clasificaciones que podríamos nombrar como diversidad de etnias, sexuales, de acuerdo al punto de vista en que quieras verlo). Cada sociedad actual es, en nuestra opinión, el resultado de hechos históricos y de combinaciones culturales: en Argentina tenemos influencia de españoles e italianos además de países limítrofes como Bolivia, Paraguay y Chile, mezclada con tradiciones “autóctonas” que de propias y originales seguramente no tienen nada. Incluso Estados Unidos, el “país de la libertad” con su estatua insignia en la costa este, es una sociedad, que si bien estuvo (y está) marcada por el racismo y la xenofobia tiene una amplia diversidad, impulsada por las comunidades afroamericanas, musulmanas y latinas, las cuales son muy importantes para su economía, ya que le inyectan al país mano de obra.

Este rechazo que se está viendo hacia las nacionalidades, culturas y religiones diferentes es algo que se replica en todo el mundo. Hace unos meses, teníamos la noticia de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los mismos que dentro de su “Reino” tienen regiones que desean autoproclamarse independientes (como Escocia, por ejemplo). El “Brexit” fue impulsado por el pensamiento de que en la unión están sus problemas, de que los extranjeros le quitan el trabajo a los nacidos en el país y que además de esta pérdida, aumentan la delincuencia o los actos terroristas. Incluso en nuestro país existe el pensamiento de que la delincuencia es, principalmente, efectuada por inmigrantes de países limítrofes, cuando según un informe de SNEEP (SISTEMA NACIONAL DE ESTADÍSTICAS SOBRE EJECUCIÓN DE LA PENA) al 31 de diciembre del 2015, la cantidad de presos de nacionalidad de países limítrofes representaba el 18% de la población total en prisión.

Entonces, contrariamente a lo que se describe con el fenómeno de la globalización, parece que los países, en acompañamiento a medidas proteccionistas del mercado e industrias propias, en pos del “desarrollo de las economías internas”, se están cerrando socialmente, viendo todo lo ajeno, lo “extraño” como una amenaza para sus libertades individuales o como una enfermedad que podría ahogar a sus sociedades.

Pero como analogía a la pregunta de ¿Qué fue primero: el huevo o la gallina?, podemos preguntarnos ¿quién fue el primero que habitó esta tierra en la que estoy viviendo? Y ahí se nos cae esa idea de que porque nacimos dentro de límites establecidos políticamente tenemos más derechos que otros que viven dentro de otros límites. Y sí, la pertenencia a un grupo es una construcción social, y no estaría mal pertenecer al mismo, siempre y cuando las acciones y pensamientos no afecten negativamente a los demás o se desarrollen en detrimento de otro grupo. Tal vez los países y establecimiento de límites son necesarios para garantizar un cierto orden a la sociedad, pero dicho orden ¿se nos impone? O ¿lo imponemos nosotros como sociedad que nos organizamos como estado democrático?

La diversidad es estrictamente necesaria, de eso no cabe ninguna duda. El temor a lo diferente, si bien comprensible solo al principio por ser algo desconocido, no debería en ningún caso provocar un rechazo hacia el otro ni un temor a tener que ser como ese “diferente”, como si aceptar un refugiado Sirio fuera sinónimo a abandonar mis costumbres para empezar a usar un kafiyyeh y thawb en el caso de los hombres o el hijab con un chilaba en el caso de las mujeres, además de obligarnos a leer el Corán o pensar que van a explotar mi casa. NO. Definitivamente si uno piensa eso, el sujeto que ideó el implante de esas ideas en nuestro cerebro tuvo éxito y la sociedad debería temer por ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: