Lo último

Malditos precios internacionales

Empeoraron los términos de intercambio para La Argentina: las importaciones encarecieron y los precios de los principales productos exportables decayeron.
El concepto términos de intercambio no es muy mediático ni muy popular pero sí bastante importante para analizar el saldo de la balanza comercial de cualquier país. Entenderlo es muy fácil: términos de intercambio es la comparación entre los precios de las importaciones y las exportaciones de un país. Es decir, cuán caro es lo que compro y cuán caro es lo que vendo. Lógicamente, los términos de intercambio serán más favorables cuando exporte caro e importe barato y viceversa; sin embargo, en el medio, la relación tipo de cambio – competitividad precio, no permite que la fórmula sea tan sencilla de desarrollar.
Y es que un tipo de cambio competitivo suele ser alto y de esta forma encarece las importaciones. Pero sin ser monetaristas ni mercantilistas del siglo XVII, tenemos que entender que la clave de la balanza comercial es exportar más valor agregado del que se importa, independientemente de los precios internacionales.
En el tercer trimestre del corriente año los términos de intercambio cayeron un 10%, ya que las exportaciones (ajustando por cantidad y no por precio) subieron 3,9% mientras el valor de las importaciones subió un 10,7%. En éste sentido las exportaciones pierden poder de compra en relación a las importaciones: una mala noticia. Esto será un problema mayor si los precios de los commodities que vende Argentina siguen en baja, cuestión que dada la posible revalorización del dólar podría ocurrir.
Si bien es una buena noticia que las cantidades exportadas hayan aumentado, también hicieron lo propio las importaciones, que siendo más caras, empujaron la balanza anual parcial al rojo.
Son los precios de los combustibles y la energía los únicos que tendieron al alza, pero eso tampoco es una buena noticia para el presente argentino, puesto que si bien se exporta energía, es mucho más lo que se importa, sobre todo en estos dos últimos años. Parece que la única salida a un eventual déficit sostenido en los términos de intercambio será la aplicación de mecanismos para el aumento de la competitividad, aunque teniendo en cuenta el escenario actual de restricciones políticas, el camino se muestra algo más que sinuoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: