Lo último

¿Adónde se van los dólares?

El Banco Central continúa con un proceso acelerado de pérdida de reservas. Las divisas, obviando el pago de intereses por la deuda externa, se concentran en el canal de las importaciones.
Hay tres sectores que forman parte del tobogán por donde los dólares argentinos parecen saltar: la energía, los automóviles (incluidas las autopartes) y la electrónica de consumo (incluidas partes y piezas). En 2013, se estima un déficit en la balanza comercial de U$s 23.000 millones según el estudio Bein, siempre teniendo en cuenta sólo estos sectores.
Llama la atención que sean justamente estos sectores los más deficitarios cuando suelen lucir como los bastiones económicos argentinos: la industria automotriz, los polos tecnológicos y los recursos naturales energéticos. Sin embargo, los números demuestran que cualquier proceso de sustitución de importaciones requiere al inicio una fuerte inyección de divisas y no un incentivo constante y forzoso hacia el consumo financiándolos con deuda, lo que viene haciendo La Argentina hace casi ya una década.
No obstante, cierto es que nuestro país continúa con superávit en lo que corresponde al comercio de automotores terminados, pero no así en lo que compete a las autopartes que muestran un déficit de U$s 9.500 millones.  En Argentina, el parque automotor actual duplica al que existía diez años atrás y el nivel de ventas es altísimo. Esto es en gran parte por causa de lo que señalamos más arriba: el incentivo al consumo, la restricción a la compra de divisas y un índice inflacionario muy alto, resultan en una mayor conveniencia a la hora de gastar que de ahorrar.
En efecto, el Gobierno argentino sabe que la inflación no puede seguir midiéndose bajo la vara actual del INDEC  y se ha sincerado en su postura ante las instituciones internacionales. Así prevé rehacer sus métodos de investigación de precios a partir de enero 2014. El nuevo sistema abarcará a las provincias pero no a la Capital Federal y parece estar avalado –en principio—por el Fondo Monetario Internacional.  Esto es una buena señal en tanto y en cuanto sea una puerta abierta para que nuestro país retorne a los mercados internacionales para colocar deuda y refinanciar vencimientos de deuda sin acudir, una y otra vez, a unas reservas que se guardan en una bóveda cada vez más pequeña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: