Lo último

Sin debate no hay democracia

En el Programa “A dos voces” del canal de cable “Todo Noticias” participaron los representantes de las tres fuerzas más importantes de las elecciones primerias en la Capital Federal: el oficialismo, UNEN y el PRO.
Es difícil ver todo lo positivo de un debate tan importante para el país, sin lamentarse del que el mismo haya tenido lugar en la televisión por cable y no en los canales de aire, que abundan en transmisiones deportivas, partidarias y ligadas al ambiente de la farándula, sin dar su debido espacio a los debates políticos de cara a las elecciones, para que aquellos que votamos tengamos la oportunidad de escuchar a quienes se nos ofrecen como opción. Punto para el Grupo Clarín y TN que, esta vez, dieron un lugar para que todos por igual puedan expresarse y llegar al pueblo.
De la partida fueron Martín Lousteau por UNEN, Federico Sturzenegger por el PRO y Carlos Heller por el Frente para la Victoria. El debate fue de corte económico y los tópicos a desarrollarse fueron tres: (i) Desarrollo Económico; (ii) Crecimiento Económico, inflación y acuerdos de precios y; (iii) Frente Externo: reestructuración de la deuda, dólar, restricción de importaciones.
Es importante aclarar antes que nada, que el debate se dio en un ámbito de gran respeto, en el cual los disertantes se respetaron mutuamente como así también a quienes dirigían el debate. Respetaron tiempos y en ningún momento fueron agresivos (o por lo menos no explícitamente) y lo mismo vale para el púbico que se mantuvo respetuoso más allá de algún que otro aplauso desubicado y partidario.
Como un pantallazo general, en un principio se vieron personalidades que cambiarían rápidamente. En las presentaciones Carlos Heller habló de su origen en el Movimiento Cooperativo y se lo vio como a un hombre lento y sin foco para el debate. Federico Sturzenegger contó sobre su presidencia en el Banco Ciudad, su profesión de economista y se lo vio como un hombre educado, proactivo y muy elocuente. Esbozó su primera idea al hablar de una “Argentina con igualdad de oportunidades”. Por último, en lo que compete a Martín Lousteau, se lo vio en un comienzo fuera de foco y algo nervioso, pero dejó entrever también una de sus ideas centrales: la intención de formar un Estado que defienda el interés general por fuera de cualquier clientelismo particular.
TEMA I: DESARROLLO ECONÓMICO
Según Heller, la última década fue la de mayor crecimiento económico en la historia del país. Hubo un crecimiento sostenido como resultado de un modelo de desarrollo exitoso mientras en el mundo había una crisis en los países centrales a causa del fracaso de políticas neoliberales. En nuestro país, según Heller, hubo crecimiento del consumo, expansión del mercado interno, un proyecto de industrialización, crecimiento de las inversiones y una recuperación del rol activo y protagónico del Estado. Así el Frente para la Victoria no aspira a cambiar esta lógica luego de las elecciones.
Heller también agregó respecto a éste tema que se redujo la brecha entre ricos y pobres con políticas como la Asignación Universal por Hijo (AUH), por ejemplo; que hubieron aumentos jubilatorios y otras políticas de distinta índole como las que respectan a la identidad de género o el matrimonio igualitario. A su vez el candidato oficialista hizo hincapié en la baja de la desocupación y en la creación de empleo, mientras elogió la creación de nuevos ministerios como el de Tecnología.
Para Lousteau, si bien es cierto que en el promedio de la década anterior el país creció, no fue así en los últimos años donde el crecimiento fue prácticamente nulo. Según el candidato de UNEN, el gobierno debe cambiar ciertas cosas, porque crecimiento y desarrollo son cuestiones distintas. La inflación agotó la competitividad y no se crean puestos de trabajo sino en negro. No hay fuertes obras de infraestructura y un Estado con más recursos (ya que cobra muchos impuestos), se ha vuelto prepotente y clientelista.
Lousteau agregó que Argentina sí creció, pero bajo la fórmula Altas Retenciones a las Exportaciones + Precios de Exportación Muy Altos, a lo cual se suma un tipo de cambio competitivo, la ausencia de déficit fiscal y de una carga mayor de deuda externa.
Sturzenegger opinó que Argentina ya no crece ni crea empleo hace dos años. El cepo cambiario y Guillermo Moreno –entre otras cuestiones– no dejan crecer la economía del país. Atribuyó suma importancia al Desarrollo de la educación pública ya que habrá un país igualitario cuando haya una educación pública de calidad.
El candidato del PRO también agregó que cree ineficiente la gestión de Aerolíneas Argentinas.
TEMA II: INFLACIÓN
Lousteau afirmó que no somos competitivos, que hay cepos que restringen la actividad, y que todo tiene por base a la inflación. El gobierno gasta muy mal y hay que bajar la inflación reactivando la economía. Lousteau Refiere que la inflación se basa en un exceso de gasto, en un exceso de emisión monetaria. Hace hincapié en que hay que saber subsidiar, porque los subsidios tienen que recibirlos quienes los necesitan y no cualquiera. A su vez, cada subsidio, debe ser debidamente monitoreado para que no se vuelva obsoleto o anacrónico.
Según Sturzenegger, el gobierno miente con la inflación como lo hace con la inseguridad diciendo que es una sensación. La inflación en Argentina es altísima, en efecto, la segunda más alta del mundo. Debido a las mentiras del INDEC, el gobierno no es confiable y por ende el país no lo es, bajando así el nivel de inversión y estancando la entrada de divisas. Refiere que no hay que financiar desigualdad con emisión ni sostener el impuesto inflacionario.
Para Heller la inflación es motivo de una puja distributiva. Acusa a los argumentos de sus opositores de neoliberales y los compara con economistas de gobiernos dictatoriales. También acusó a Lousteau de monetarista.
TEMA III: FRENTE EXTERNO
Sturzenegger dijo que el dólar es un termómetro y que suba mucho es una señal de alarma. Argentina no debería tener problemas de dólares porque tiene herramientas suficientes para su consecución, pero el gobierno actual espanta las inversiones.
También agregó sobre el final que UNEN está muy dividido hacia dentro del mismo partido.
Heller opinó que en Argentina sí hay inversión y que la ciudad al mando del PRO no emite pero se endeuda. También afirmó que Argentina redujo su deuda pública mientras que los países neoliberales la aumentaron y que todavía se puede hablar de un buen caudal de reservas.
Por último, Lousteau concluyó en que la reestructuración del año 2005 fue muy buena y que es positivo ser firme ante los intereses extranjeros, pero no es bueno ser torpe y prepotente. Sí nos desendeudamos con los mercados pero a costa del futuro. Dentro de 20 años vamos a tener un problema. Se usaron reservas que ya hoy faltan. Faltan los dólares y la inflación nos hace perder competitividad. El candidato de UNEN cerró con una frase fuerte: Populismo es sinónimo de cortoplacismo y sentenció al oficialismo con “si hay reservas, no hay cepo”.
En líneas generales, la oposición se mostro mejor posicionada que el oficialismo, quien no dejó de esbozar frases repetitivas y acusadoras ante cualquier opinión distinta, tildándolas de neoliberales, de derecha, fachistas, etc. Dentro de la oposición, si bien ambos se mostraron con buena crítica hacia los problemas centrales, Lousteau fue más claro al dar una solución a dichos problemas aunque, no erróneamente, el candidato del PRO sentenció a UNEN de ser algo así como “un conglomerado de partidos sin mucho en común”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: