Lo último

¿Qué está pasando en Siria?

Recrudece la guerra civil en Siria tras dos años de enfrentamientos. El conflicto interno gana en repercusión internacional por el supuesto uso de armas químicas y una posible intervención extranjera.
 
 
 
Una historia en formación

Intentar comprender íntegramente las distintas razones que dan lugar a un conflicto como el que está aconteciendo en Siria, es un trabajo poco más que arduo para una nota periodística. No obstante, sí se puede dar un pantallazo general de los distintos conceptos que flotan en el espacio mediático dándose por sentados, cuando en verdad (para una sociedad occidental como la nuestra) son comúnmente desconocidos.
En Medio Oriente la formación histórica de los Estados nacionales, como los conocemos hoy, es más reciente que lo acontecido en Europa o América Latina. De hecho, gran parte de los Estados que hoy conocemos se dieron forma recién en el siglo XX y algunos continúan en dicho proceso al día de hoy. Luego de las guerras mundiales y la caída de los antiguos imperios, la zona de Medio Oriente se ha fragmentado territorialmente en base a los procesos de descolonización y el fin de los protectorados que ejercían las potencias vencedoras sobre ciertos territorios.
Al igual que sucedió en África, muchos grupos étnicos, tribus o sociedades ya conformadas con anterioridad, se vieron encerradas en Estados con límites territoriales heredados, dibujados por gobiernos extranjeros a los que poco les importó hacer coincidir nación con Estado. El proceso, ergo, fue –y sigue siendo—tedioso y también violento. Gran parte de los Estados nuevos se conformaron en base a la acción de facciones militares que implementaron dictaduras o grupos religiosos consolidados ligados a la fe musulmana que instauraron regímenes autoritarios de tipo político-religiosos, misturando las leyes islámicas con un gobierno de tipo burocrático.
Sucede que la religión islámica no cuenta con una unicidad teórica universal, sino que se encuentra dividida en varias ramas con diferencias teológicas entre sí y también políticas. Éste es un punto de partida importante de los conflictos en Medio Oriente, pues por un lado hay una división entre aquellos que apoyan un gobierno religioso y otros que prefieren uno más bien secular. No obstante, dentro de los que apoyan un gobierno de tipo religioso, también hay fuertes disyuntivas y los conflictos en términos de lucha por el poder son recurrentes.


Diferencias de base

Luego de la Primera Guerra Mundial y la disolución del Imperio Otomano, lo que hoy conocemos como Siria y el Líbano pasó a manos del protectorado francés. En Siria, al igual que hoy, la mayoría de la población era perteneciente a la rama Suní del Islam, la cual es mayoría no sólo en Siria y Medio Oriente sino en todo el mundo. El poder territorial en Siria era dominado por los Sunís en gran parte del territorio, por eso Francia –para contrarrestar ese poder—se alió con la minoría Chiita, otra rama del Islam que distinta a la Suní. Dentro del Chiismo, también hay sub-divisiones, entre las cuales se encuentra una muy minoritaria llamada Alauismo, una rama del Islam chiita muy particular.
Pero detengámonos en las diferencias principales entre estas ramas del Islam, lo que da origen a los conflictos políticos y sociales. Los sunís creen que con Muhammad terminó el ciclo de profetas, por ende con su muerte concluyó el mensaje original del Islam. A su vez, creen en que todo lo bueno y lo malo del destino es decidido por Dios. Los Chiitas, si bien comparten gran parte de las bases teóricas del sunismo, son dúodecimanos, porque creen que el mensaje del Islam continuó, una vez muerto Muhammad, con Alí, su primo y yerno, ya que estaba casado con Fátima, una de las hijas del Profeta. Los descendientes de éste matrimonio, son conocidos por el chiismo como los doce imanes que continuaron el mensaje del Islam. El chiismo no cree en la cuestión del destino bueno o malo, sino que entiende que Dios envía a los imanes (personas que tienen un grado jerárquico entre los hombres incluso hasta mayor que los profetas) para aclarar el camino desviado de las sociedades. El chiismo tiene un clero, una relación íntima con lo político y cree que el 12° imán fue oculto a fines del siglo IX y que reaparecerá para traer la paz a Medio Oriente, lo que da a la rama un aspecto muy ligado a lo esotérico.
Dentro del Chiismo, se encuentra el alauismo, una minoría que tiene la mayor parte de sus fieles en Siria. En efecto, el presidente Sirio, El-Asad, pertenece a esa minoría dentro del Islam chiita junto a su familia, que se encuentra en el poder tras un golpe de Estado realizado en 1970. Los alauíes comparten muchas prácticas y creencias con el chiismo, como que Alí es el primer imán y sus descendientes los seguidores legítimos de Muhammad. Sin embargo, no tienen templos y rezan en casas particulares, no tienen como obligatorios ciertos pilares del Islam como la oración, el ayuno en el mes de Ramadán o la peregrinación a La Meca. Algunos autores hasta afirman que los alauíes creen que Alí es Dios hecho carne. Por último, la gran diferencia que tiene esta rama con las restantes del Islam, es que creen que los seres humanos son estrellas caídas del cielo que deben reencarnar 7 veces en la tierra para volver a ese lugar. Festejan festividades no islámicas como la navidad.


Estado Vs. Sociedad Civil

El siglo XXI trajo aires de cambio en Medio Oriente. Estos cambios fueron conocidos como “la primavera árabe” por la masificación de protestas contra los gobiernos autoritarios y paternalistas de ciertos países. Las sociedades civiles mezclaron demandas sociales con intención de democratizar el Estado, y comenzaron a presionar a los gobiernos para que realicen una transición hacia la democracia. Casos como Libia, Egipto y Túnez, son los más conocidos, sin embargo, Siria no es la excepción. La diferencia es que el gobierno sirio aluí de El-asad, resistió las protestas sociales y reprimió fuertemente. La respuesta del pueblo fue armarse y las milicias rebeldes emprendieron una guerra civil en la cual se enfrentan las facciones defensoras del gobierno de El-asad y los rebeldes civiles, apoyados por ramas del Islam en litigio con el alauismo, principalmente el Islam Suní, que representa el 74% de la población siria contra sólo un 7% alauí.
La guerra civil, que ya lleva más de 2 años vigente, ha obligado a una gran cantidad de refugiados a huir del país, entre ellos miles de niños. La comunidad internacional sospecha que el gobierno ha sido el responsable de un ataque con armas químicas a un sector de la población, sin embargo, el gobierno acusa del mismo hecho a los rebeldes. Esto ha abierto la puerta a las potencias mundiales para amenazar con una intervención militar internacional (véase Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia). Los intereses de Estados Unidos en la región están ligados a la seguridad de su aliado Israel, vecino de Siria, a la comercialización de la petrolera Shell en el país y a la posible implementación de bases militares en un sector clave del mundo como lo es Medio Oriente. A su vez, un Estados Unidos en franca recuperación económica, entiende bien que un conflicto armado cada vez más cruento en Medio Oriente, puede contribuir al alza de los precios en el petróleo al mismo tiempo que puede golpear negativamente a las bolsas internacionales. 


En Siria, todos están contra todos, cada vez es más difícil distinguir las facciones. El gobierno es cercano a Hezbolá (agrupación islámica radical) y algunos grupos rebeldes están ligados con Al-Qaeda, otra agrupación de extremistas con fuerte presencia en Afganistán e Iraq. Dos años y medio de una guerra civil cada vez más cruenta que se ha llevado la vida de más de 10.000 sirios, son argumento suficiente para una intervención internacional, empero, ¿será la intervención extranjera –y justamente estadounidense/israelí—una solución al conflicto o el inicio de una fase aún peor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: