Lo último

Más Israel, menos Palestina

En el marco de las negociaciones promovidas por los Estados Unidos entre Israel y Palestina, en el país judío autorizaron la liberación de 26 prisioneros palestinos.
Que se hayan retomado las negociaciones bilaterales entre Israel y Palestina –paralizadas desde 2008— es una noticia que le abre una puerta a la paz. Y que en ese marco Israel se disponga a dar libertad a prisioneros políticos y supuestos terroristas palestinos, parece ir en la misma línea. Sin embargo, es importante entrever cuáles son las verdaderas intenciones de Israel y el porqué de esta decisión.
Es cierto que Israel se ha prestado a las negociaciones con su vecino, pero también es cierto que lo ha hecho en Washington, siendo Estados Unidos –-su gran aliado— el promotor y garante de los pactos que allí se establezcan. Ante la mirada de la comunidad internacional, tanto Israel como Estados Unidos juegan con dar un ejemplo de que la diplomacia funciona y que darle un lugar a la paz está en sus agendas.
No obstante, Israel también pretende ampliar sus asentamientos en Jerusalén, una de las ciudades más antiguas del mundo y cuna de las tres religiones monoteístas más importantes de la actualidad. A Israel no le bastó con sitiar Jerusalén, amurallar sus límites y restringir la entrada y la salida de la ciudad por medio del ejército, sino que ahora va por la construcción de 900 asentamientos más que darían hábitat a unos 500.000 nuevos colonos.
El Presidente palestino, Mahmoud Abbas, declaró hace tiempo la disconformidad del Estado árabe para con la construcción de dichos asentamientos, pero Benjamin Netanyahu –Primer Ministro Israelí–, aseguró que las negociaciones no comenzarían si persiste la intención palestina de frenar las nuevas obras al Este de Jerusalén. Es entendible, bajo estas circunstancias, como puede torcerse el brazo Israelí ante la posibilidad de expandir aún más su presencia en la zona.

 

Como en cualquier negocio o cualquier empresa económico-financiera, la fórmula de costos/beneficios es también aplicable a los intereses de Israel. Así, bajo la mirada de la comunidad internacional y bajo las enaguas del gendarme global, ve con augurios la liberación de algunos palestinos para contentar al pueblo árabe y al resto del mundo; pero cuidado, esto siempre y cuando el buen gesto acalle las protestas palestinas que se niegan a la expansión de lo que cada vez se parece más a una invasión que a una repartición de territorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: