Lo último

Julián Assange y el sistema internacional, por Ailen Di Dio

No sé si la palabra es un honor, porque más bien creo que es una alegría, poder brindarle un espacio a una persona que no sólo admiro sino que además aprecio mucho. Compañera y colega, pero además amiga y gran persona, los dejo en las palabras de Ailen Noelí Di Dio y su análisis del caso Julián Assange y el sistema internacional. Gracias por ser parte de éste humilde espacio.

El Caso “Julián Assange”, por Ailén Di Dio
 
 
Mientras en el festival internacional de cine de Toronto se presenta la película “Underground: The Julian Assange Story”, el inspirador del film sigue recluido en la embajada ecuatoriana en Londres. Pero… ¿Por qué?, ¿Con que objeto?, ¿Por qué muchos actores dirimen entre su defensa o su aniquilación?.
Siempre, a lo largo de la historia, existen dos versiones de la misma situación. Podemos quedarnos con lo superficial de los hechos o buscar un poco más allá de lo que se dice. Éste último será nuestro objetivo…
La versión superficial del caso Assange, dice que aquel hombre es un ciudadano Australiano que está acusado de abusar sexualmente de dos mujeres suecas. En torno a ello, cabe mencionar que, en Suecia, la ley sobre abuso sexual es muy específica y existen tres rangos de abuso; Assange está acusado del menor, que representaría una pena de cuatro años -en el caso de ser condenado-. Pero, de ser así… ¿por qué la acción de escaparse a Gran Bretaña, pedir asilo a Ecuador y demás?
Julián Assange es el creador de wikileaks.org , organización virtual creada en diciembre de 2006 con el objetivo de informar a los ciudadanos de todo el mundo sobre los manejos de los Estados. En consonancia con éste fin, se han revelado operaciones secretas e ilícitas de algunas de las potencias mundiales. Podemos mencionar la denuncia por lavado de dinero del banco suizo “Julius Baer” en 2008 y las sucesivas publicaciones de información secreta del departamento de Estado de Estados Unidos en torno a las operaciones militares en Irak y Afganistán, entre otras.
Misteriosamente, luego de estos acontecimientos, se le acusa a Assange en 2010, de abusar sexualmente de dos mujeres suecas (algo muy parecido a lo que ocurrió en 2011 con Dominique Strauss-Kahn, el CEO del Fondo Monetario Internacional -FMI- y candidato a la primaria socialista de 2011 por las Elecciones presidenciales de Francia). En éste caso que recordamos, Strauss fue detenido en New York debido a que la “victima” era estadounidense; en el caso Assange, el creador de wikileaks.org teme volver a Suecia por el peligro de extradición a Estados Unidos y su consecuente cadena perpetua por los cargos de espionaje. Es importante mencionar, que no existe causa abierta contra Assange en EEUU, por tanto esa extradición no podría ser posible. No obstante,  conociendo los manejos de la relación especial* Estados Unidos-Inglaterra, no sería una sorpresa que de alguna forma, dicho proceso ocurriese.
El lector atento habrá podido notar, que en los dos casos mencionados, se puede ver la mano invisible estadounidense, ¿casualidad o causalidad?
Pero los acontecimientos no concluyeron ahí. El 19 de Julio de éste año, Assange encuentra asilo en la embajada de Ecuador en Gran Bretaña, pero los ingleses no reconocen el asilo y en un discurso presentan una ley interna del año 1987, para justificar su intento de intervención en la embajada ecuatoriana. Éste hecho es el que hace que Ecuador y organizaciones como UNASUR, OEA y ALCA, salieran a defender el principio del derecho internacional que dicta la inviolabilidad de los tratados, este principio afirma que si un estado adhiere a un tratado, el mismo tiene calidad constitucional ,es decir, lo obliga por sobre sus leyes internas. A simple vista, la intervención en la embajada ecuatoriana implicaría la violación de los siguientes tres documentos del derecho internacional:
La convención de Viena de 1961, en su artículo 21 dice: “Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión”.
Convención sobre Derecho de Tratados, de 1969, Art. 26 que consagra la regla Pacta sunt servanda, que implica que todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido de buena fe, y que una parte no podrá invocar las disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de un tratado.
Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece que toda persona perseguida por razones políticas tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país. Incluso, no podrá invocarse derecho alguno al Estado para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en dicha Declaración.
La conclusión aún está por verse… Julian Assange sigue en la embajada ecuatoriana y se ha convertido en una figura internacional. Por lo pronto, Inglaterra, no ha intervenido en la embajada gracias a los reclamos de toda la comunidad internacional y, en especial,  gracias al aporte que siguen haciendo a la protección de la paz internacional nuestros países sudamericanos. La única forma en que el creador de wikileaks.org pudiera salir de la embajada ecuatoriana es mediante un salvoconduto, lo cual significa que tendría libertad para transitar o volverse a su país. Esta medida se encuentra dificultada por el gobierno inglés que no tiene ninguna intención de otorgarla. 

 

*Estados Unidos e Inglaterra: “The Special relationship”, colaboración de Sheva López
 
 
Hablar política, diplomática o económicamente de Estados Unidos o de Gran Bretaña, es hablar prácticamente de lo mismo. Ambos Estados comparten una “relación especial”, pero… ¿Qué tipo de relación es esa? ¿Cuáles son sus fundamentos?
Gran Bretaña y Estados Unidos se han turnado al mando del sistema internacional en los últimos dos siglos. Hablar de uno o de otro, es hablar del imperialismo. Estados Unidos y Gran Bretaña, mantienen una relación especial con un sólo objetivo concreto: hacer valer la teoría por la cual reposa el sistema internacional, la cual afirma que existen  Estados dominantes y Estados dominados. Sin duda alguna, ambos Estados apuntan a ser los dominantes del sistema in eternum. Con un tronco histórico-cultural en común, Estados Unidos y Gran Bretaña, eligieron unirse antes que saberse adversarios y así, juntos, intentar sostener una lucha por el poder que nunca los coloque en una situación desventajosa respecto a los demás Estados.
Ambos fueron aliados en la Primera y la Segunda Guerra Mundial; tienen infinitos tratados diplomáticos de mutua defensa firmados y fueron por mucho tiempo los líderes de las fuerzas de la OTAN. Hablar de Estados Unidos, es hablar de Gran Bretaña y hablar de Gran Bretaña, es hablar de Estados Unidos. Hablar de ambos, es hablar del imperialismo, es hablar del dominio de unos sobre otros, de la colonización comercial y cultural que sigue vigente hasta el día de hoy.

 

Ailén Di Dio
(Est. de 4to año en Relaciones Internacionales)y la pequeña colaboración de Hernán López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: