Lo último

¿Cómo empezamos a ser pobres? Parte IV y APARTADOS

 

3ra Parte:  http://elmundodelpobre.blogspot.com.ar/2012/07/como-empezamos-ser-pobres-parte-iii.html

Nos quedamos con Rosas y una de sus políticas pro-Patria Grande, aquella de anexionar Río Grande do Sul o por lo menos convertirlo en el Estado tapón que pretendía la diplomacia británica. Que ese Estado salga del territorio brasilero, no de la Patria Grande, porque recordemos que Rosas, tenía fuertes convicciones de que la Banda Oriental del Uruguay y las Misiones Orientales, se reincorporen al territorio argentino. Entre 1851 y 1852, Rosas encarga al General Urquiza, supuesto caudillo federal de Entre Ríos y jefe del ejército grande del interior, la conducción del ejército de la Confederación Argentina hacia tierras brasileras, para comenzar a reconstruir la Patria Grande soñada por los más grandes próceres de la América Latina revolucionaria.
Rosas y Urquiza eran oponentes políticos, ambos se acusaban de ser unitarios disfrazados de federales. El conflicto se centraba en la no federalización de los ingresos de la aduana (cuestión que explicaremos luego en “APARTADOS”). Encomendar el ejército grande a Urquiza pudo haber sido el error más grande del gobierno de Rosas, sin embargo, el restaurador no tenía otra opción. En un territorio donde cada caudillo movilizaba sus propios ejércitos y donde Urquiza se plantaba como el caudillo más poderoso de todo el litoral, Rosas contaba con dos opciones: o pasar con su propio ejército desde Buenos Aires hasta Brasil y enfrentarse a Urquiza en Entre Ríos desprotegiendo Buenos Aires, o confiar en que Urquiza pudiese colocar por única vez el interés nacional por sobre el individual y conduzca al ejército hacia la frontera con Brasil.
La diplomacia brasilera actuó rápidamente sobre Urquiza sobornándolo con la cuantiosa suma de 300.000 patacones. Urquiza aceptó el dinero, tomó las riendas del ejército grande, se alió a los brasileros y ambos marcharon juntos… ¡contra Rosas y Buenos Aires! Así se gestó la batalla que devolvió a nuestro país a las manos extranjeras: la batalla de Caseros. Caseros no fue la batalla que definió la guerra civil como cree la historia oficial falsificada por los vencedores pro-Patria Chica ni aquella contienda que puso fin a la tiranía de Rosas, dictador unitario disfrazado de federal. Caseros fue una guerra internacional, que Argentina perdió contra Brasil e Inglaterra, los verdaderos vencedores de Caseros. ¿Por qué decimos esto? Porque lo podemos ver en los hechos: Inglaterra tiene su Estado tapón entre Argentina y Brasil, y ese Estado no salió del territorio brasilero como pretendía Rosas que suceda con Río Grande do Sul sino que salió del territorio del ex-Virreinato del Río de la Plata, siendo finalmente la Banda Oriental del Uruguay. También podemos ver claramente quien finalmente era el unitario disfrazado de federal: Urquiza. ¿Cómo podemos verlo? Muy fácil… ¿cuáles fueron las dos primeras cosas que hizo Urquiza al llegar al gobierno en Buenos Aires? Se reunió con el embajador inglés primero y luego derogó la ley de aduanas dictando el sistema del librecambio para toda la nación argentina. Uhf, ¿eso ya lo habíamos visto antes, no?
Caseros no fue el fin de la tiranía de Rosas; Caseros fue el fin del proteccionismo económico argentino pro industria nacional. Caseros fue la victoria del Imperio sobre el proyecto de un país uniforme. Caseros fue una victoria internacional pero unitaria al mismo tiempo; fue el fin de la patria grande en términos concretos.
APARTADOS
Respondamos unas breves preguntas centrales que tienen que haber quedado girando en la mente de cualquier lector interesado:
– Si los unitarios querían quitarle poder y autonomía a las provincias centralizando fuertemente el gobierno en Buenos Aires, ¿por qué había unitarios en las provincias? ¿Que hay del Gral. Paz y la Liga Unitaria?
Si los lectores vienen siguiendo todas las partes de éste escueto resumen histórico, seguramente recordarán que en la primera, explicamos cómo funcionaba la red de contrabando manejada por la oligarquía porteña por medio de la distribución de importaciones hacia el interior que convertía a Buenos Aires en una suerte de Metrópoli de las sub-metrópolis más importantes del país (Santa Fe, Córdoba, Tucumán y Salta). En las sub-metrópolis, los beneficiados con éste sistemas son las elites provinciales que participan de la red de distribución de la mercadería importada de contrabando, es decir, las elites provinciales, unitarias y pro-librecambio. ¿Por qué había unitarios en el interior? Intereses personales por sobre los nacionales, esa es la respuesta.
– Si Rosas era tan federal y dictó la ley de aduanas, ¿por qué no federalizó sus ingresos?
Ésta es sin dudas, de las críticas más repetitivas sobre el gobierno de Rosas y es veraz: el restaurador nunca federalizó los ingresos aduaneros de Buenos Aires. ¿Debería haberlo hecho? Bueno, siguiendo la doctrina federal, sin dudas. Pero quien se apoya en la teoría para responder a esta cuestión, no puede ser sino una persona que nunca en su vida hizo política o ni siquiera estudió a quienes lo hicieron. Reformulemos la pregunta luego de explicar el contexto político de la época, el cual describimos en la parte III, donde la guerra civil estaba en cada rincón del país, los secuestros, traiciones y fusilamientos abundaban, donde los caudillos provinciales disentían en intereses y cada cual contaba no sólo con la capacidad de movilizar un ejército sino además de aliarse a las fuerzas extranjeras. En ese contexto, si usted fuera Rosas, ¿federalizaría los ingresos de la aduana para financiar a sus posibles perseguidores? Si me preguntan a mí… yo, ni con un 7% de alcohol en sangre. Bueno, Rosas tampoco. Júzguenlo ustedes….
– Si Urquiza era un general federal del interior, ¿por qué es pro-librecambio? ¿Por qué persigue la “liberalización de los ríos interiores de la Confederación”?
Todo el litoral se especializaba en la elaboración de lanas y telas. En pleno auge de la industria textil manufacturera británica, a Urquiza y otros caudillos del litoral les urgía hacer buenos negocios con Su Majestad Británica, la cual compraba en grandes cantidades las exportaciones de materias primas argentinas, que luego (de ser instaurado el librecambio) podría retornar al país pero en forma de producto elaborado, en forma de mercancía, de manufactura, que por supuesto, incluía dentro de sí el valor de la materia prima original más el plus valor de elaboración. Negocio para Urquiza, importadores y unitarios, negocio para las potencias extranjeras industriales.
¿De quién  logró liberar los ríos Urquiza tras la victoria de Caseros? De nosotros, los argentinos. Porque Urquiza liberó los ríos para que ingresen los productos británicos y franceses. Liberó los ríos para que se llenen de barcos mercantes imperialistas. Liberó aquello que la resistencia rosista pro soberanía nacional logró sofocar en la Vuelta de Obligado. Urquiza fue sin duda, un gran libertador…
– ¿Fue la tiranía de Rosas el fiel reflejo de un régimen autoritario, lleno de fusilamientos y persecuciones políticas al mejor estilo del terrorismo de Estado clásico?
¿Existieron fusilamientos en la época de Rosas? Sí, por supuesto. ¿Hubo persecuciones políticas, principalmente al partido unitario en Buenos Aires y en toda la Confederación en general? Sin dudas las hubo. ¿Practicó el gobierno de Rosas el terrorismo de Estado? Sí, lo hizo.
Bueno, ahora hagamos otras preguntas.
Las persecuciones políticas, los fusilamientos y el terrorismo de Estado argentino, ¿comenzaron con el gobierno de Rosas? Por supuesto que no. Esto existía desde la época del Virreinato y se recrudeció con la Revolución y luego aún más luego de la anarquía del año XX. Desde la Primera Junta hasta Belgrano, ordenaron fusilamientos. No existían los derechos humanos en dicha época. La política era así, bien o mal, era así.
En la época de Rosas, ¿Fue ese gobierno federal el único que utilizó tales herramientas en pos de conseguir sus objetivos? Por supuesto que no, la guerra civil era igual o más cruenta del bando unitario, que con Lavalle y Gral. Paz a la cabeza, se cansó de fusilar y colgar federales por todo el país. Luego de Caseros en el ’52, ¿terminó el régimen de fusilamientos y persecución política? ¿Acaso terminó la guerra civil? Por supuesto que no. El mismo Urquiza mando a fusilar a muchos federales y luego fue el golpe de Alsina que puso a Bartolomé Mitre al poder, quien fusiló a tantos federales que relativizando la cifra a población de hoy, estaríamos hablando del genocidio de Estado más grande de la historia latinoamericana.
¿Fue Rosas el reflejo de una política nacional violenta? Sólo uno de los tantos. Fue una mancha más en el lomo de un tigre lleno de manchas. Actuó de la forma que se actuaba en esa época. Es tan culpable del terrorismo de Estado como la mayoría de los políticos y militares del siglo XIX.
¿Es cierto que Rosas intentó vender las Islas Malvinas a los ingleses para evitar un bloqueo y una invasión aún peor?
No, no lo es. Es una falsa interpretación de la historia. Rosas, por medio de Arana, su ministro de Relaciones Exteriores, instó a los ingleses a que reconozcan los derechos argentinos sobre las islas y dijo que a partir de ahí podría comenzar las negociaciones para entregar el territorio en parte de pago de la deuda externa argentina evitando así hostilidades mayores. Lógicamente, Rosas nunca pretendió entregar las islas, sino que Inglaterra reconozca los derechos argentinos sobre ellas, para que una vez reconocidos, se achique su margen de maniobra diplomática. Rosas cargó con el peso del empréstito contratado por Rivadavia en el ’24 con la Casa Baring Brothers, empréstito para el cual hipotecó todo Buenos Aires como garantía. Gran Bretaña nunca cedió al pedido de Rosas porque la diplomacia de Gran Bretaña se mueve inteligentemente y jamás permitiría que queden constataciones de que Inglaterra admite los derechos argentinos sobre las islas. Gran Bretaña sabía muy bien que esa era una jugada de Rosas para avanzar sobre la recuperación de las Malvinas.
CONTINUARÁ…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: