Lo último

África… la profesionalización de la pobreza -Parte II-

Y el europeo dijo “es hora de que África conduzca sus propios asuntos”, acto seguido se retiró del continente. Los africanos fueron libres de elegir sus gobiernos, quedaron muy contentos con las demarcaciones terrotoriales, crecieron muy rápido en el aspecto económico y consolidaron sus instituciones estatales volviéndose un ejemplo para el mundo. Llevaron adelante procesos de industrialización muy exitosos y los índices de pobreza y desocupación llegan al día de hoy a rozar el cero.

Uhf, si todo lo anterior fuese verdad éste blog debería llamarse “el mundo del hipócrita mentiroso falseador histórico”, porque en realidad, no sucedió nada de eso. Ni parecido. Nada.
Como el colonizador, además de opresor, destructor de culturas y cooptador de renta ajena, es muy inteligente, previsor y sagaz; construyó complejas redes de casi obligada conexión a las que llamó “la fase de la cooperación”. Lo primero que hizo el europeo antes de irse fue poner en práctica su tan conocida y cinica política fragmentaria y sembró el conflicto interno entre distintos sectores nacionales de cada “país”. Al retirarse, tomó parte por un sector ya sea comprándolo por medio de dinero o subordinándolo ideológicamente o proveyéndole armas para que sostengan poderes de facto. Otra herramienta carácteristica de esta política es, “de cuando en cuando”, cambiar al sector al cual se apoya, para que el caos interno sea constante y el detentar del poder, tan dinámico que no permita a ningún gobierno de turno emprender un plan de integración nacional o económico-estratégico.
¿Por qué todo esto? ¿Por qué los colonizadores sojuzgan tanto a los africanos? ¿Es porque son en su mayoría negros? Bueno, yo no diría que en el mundo contemporáneo el racismo sea causa principal de los males africanos, de hecho, creo que es algo bastante superado, más allá de los vestigios que puedan quedar flotando en el aire que respira el ignorante. Particularmente creemos que puede ser lo contrario y que el colonizador, por conocer al africano por haber convivido con él casi dos siglos, conozca bien sus capacidades y tema de ellas. La cuestión es simple: el europeo colonizador, busca que sus excolonias sigan siendo no más que una periferia aportadora de materias primas, a la vez que un mercado (aunque no principal y cada vez más lejos de serlo) donde ingresar sus productos manufacturados. ¿Otra vez éste diágnostico clásico? Sólo basta con ver el comerció inter-regional entre Europa y África para ver qué produce uno y qué produce otro.
Así es como los africanos están bastante acorralados y su capacidad de maniobra es más que reducida. ¿Por qué? También lo vamos a explicar: esto sucede porque la mayoría de los países cuentan con altísimos niveles de pobreza originados de la falta de infraestructura productiva frenada por la colonización. A eso, se le suman los conflictos internos producto de las fronteras artificiales que dejó la colonización al retirarse (hoy personas de la misma etnia han quedado encerradas dentro de Estados distintos -¿qué identidad nacional pueden construir así?-). En adición a éste contexto, tanto la histórica geografía africana (dividida por desiertos infranqueables, repleta de zonas incultivables y testigo de pocos ríos navegables), como el constante y progresivo avance de las enfermedades sobre la población, no dejan de poner piedras en el camino hacía el desarrollo.
Bueno, hasta acá parece que los africanos son seres humanos hermosos, eficientes por naturaleza, dignos del desarrollo y destinados al éxito, fin que ha sido condicionado unicamente por la ruin acción colonizadora de los europeos. Eso, tampoco es cierto. África también es culpable de su pasado, de su presente y responsable de su futuro. Muchos líderes africanos tomaron deuda en los ’70 y los ’80 y la destinaron al consumo en vez de a la producción y/o inversión. También fueron los mismos africanos que para salir de la crisis de la deuda en los ’90 aplicaron de la “a” a la “z”, las directrices neoliberales del Consenso de Washington, privatizando a mansalva lo poco que tenían, sin regular cuenta alguna (ni corriente ni de capitales ni financiera). África es también responsable de no encontrar la salida a los lazos pseudo-coloniales que la obligan a comerciar lo mismo de siempre con los mismos de siempre. África también es responsable de no encontrar alternativas a su posición tercermundista en el esquema Centro-Periferia. Bien han comenzado -mayormente desde el 2000 en adelante- los africanos, a pensar una integración económica que promueva la democracia primero y el desarrollo después. Más allá de vanagloriar la democracia (éste blog tiene sus serias dudas de que sea el mejor sistema de gobierno), es la estabilidad institucional a lo que África debe apuntar. El continente negro no cuenta con ahorro interno alguno (a excepciones de algunos pocos países como podrían ser Islas Mauricio o Sudáfrica), como para emprender un desarrollo industrial o de infraestructura productiva en general; a partir de aceptar esta condición, no es un pecado pensar que África se abra a la entrada de capital e inversión extranjera directa (con sus respectivos controles y regulaciones por parte de un Estado fuerte para evitar el capital especulativo), para emprender un proyecto de crecimiento económico en base al ahorro del resto del mundo. No hay deuda que no pueda pagarse con producción y desarrollo. Y no hay despilfarro fiscal que pueda pagar una deuda por sí sólo.
África debe decidir sobre su propio destino, son los africanos quienes deben entender que ciertos males provenientes de la colonización y descolonización son ya irreparables. No hay tiempo para que África reconstruya sus fronteras ni para que se le devuelva lo que le fue injustamente sustraído. Pero sí hay tiempo para mirar hacía adelante, para mirar hacía un África unida desde la nación, hacía la región y hacía todo el continente. No es el modelo de integración europeo el que debe imitar África, sino inventar su propio modelo, conducir sus propios asuntos, en base a su cultura, a sus propias decisiones. Los problemas de África no son tan distantes de los problemas de América Latina; sus soluciones, tampoco. El mundo es dinámico, el tiempo es ahora.

“The revolution, is now…” 
Après l’abolition de l’esclavage
Ils ont créé la colonisation
Lorsque l’on a trouvé la solution
Ils ont créé la coopération
Comme on dénonce cette situation
Ils ont créé la mondialisation
Et sans expliquer la mondialisation
C’est Babylone qui nous exploite
On en a marre
L’Afrique en a marre marre marre
(está muy cansada…
África está muy cansada…)
Tiken Jah Fakoly (cote d’ivoire)

4 Comentarios en África… la profesionalización de la pobreza -Parte II-

  1. African Quote: The poison of colonialism, we have already swallowed, is agreeing to our worship of foreign gods that continue to strangle us, each of whose death rattles makes us more miserable by fanning our frantic desire scratching our skin or our hair straightening

    Me gusta

  2. No podia faltan la palabra de Tiken en esta entrada. Excelente!

    Me gusta

  3. Thank you very much for your time. Best regards from Argentina.

    Me gusta

  4. Y la verdad que no. Gran inspirador. Gracias por leer. Un abrazo enorme.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: